La Perfiloplastía incluye todos los tratamientos que permiten una definición de los rasgos faciales más marcados y definidos. Una mandíbula y un mentón bien definido, pómulos proyectados sin exageracion, nariz recta o con un poco de dorso son características de un rostro masculino. Siempre es recomendable una valoración específica con el fin de proponer la opción terapéutica más adecuada para cada caso individual o gustos del paciente. La Perfiloplastía masculina incluye incluso los huesos fronto-parietales. A veces debemos aumentarlos y otras veces disminuirlos, es decir buscar la mejor estructura ósea facial que define el perfil masculino y lo proporcional a un cuerpo más o menos atlético o desarollado.

  • QUIROFANO: Tratamentos de consultas o 1-2 horas de quirofano
  • ANESTESIA: local, local + sedacion
  • CIRUGIA:  Ambulatoria

Fotos antes y después

Para marcar los rasgos podemos utilizar tres técnicas:

  1. FILLER:

Acido hialuronico (temporal) y la policrilamida (permanente), que son biocompatibles con el organismo, estables en el tiempo y de consistencia análoga al tejido en el que se implanta, de efecto natural e imperceptible al tacto. Aconsejamos un filler o relleno cuando el paciente desea verse como quedara y tiene miedo a una intervencion o desea algo reabsorbible. Normalmente los rellenos o filler se infiltran en una sesión, aunque pueden ser posibles varias sesiones adicionales si se desea conseguir una perfiloplastia masculina de forma más gradual. La recuperación es inmediata, existe una pequeña inflamación que desaparece en un día y sin dolor residual. Los resultados son excelentes y seguros. La infiltración se efectúa bajo anestesia local y puede hacerse directamente en la consulta.

 

  1. LIPOFILLING:

El aumento estable y definitivo de proyección del mentón, ángulo y líneas mandibulares, pómulos y huesos frontoparietales, puede efectuarse con grasa propia (lipofilling).

La técnica es muy parecida a fillers pero en lugar de utilizar una sustancia reabsorbible se inyecta la grasa propia del paciente que sacamos con una jeringa del abdomen o de los flancos.

 

  1. PROTESIS:

En caso de querer remarcar con mayor precisión y exactitud, es decir de desear el mejor resultado posible, siempre es más aconsejable una prótesis que los fillers o aumento con grasa propia. Las prótesis que permiten masculinizar los rasgos varoniles tienen diferentes formas y tamaños segun cada rostro y deseos del paciente. Aconsejamos traer una foto de algun modelo con los rasgos deseados para valorar lo que desea y acercarnos al máximo de sus expectativas o superarlas. Se colocan por dentro de la boca y no dejan cicatrices visibles

El mentón hendido puede ser atravesado por una pequeña hendidura o con un pequeño agujerito central.

Es una característica genética hereditaria y puede ser emulada mediante cirugía en pacientes que así lo deseen o al revés, pacientes que lo tienen y desean disimularlo. Ambos procedimientos, tanto hacerlo como quitarlo, se pueden conseguir mediante cirugía ambulatoria, bajo anestesia local y con un periodo de recuperación rápida y sin molestias.

Cada nariz es diferente y da mucha personalidad al rostro facial. Ocurre igual con las cejas, los ojos y los labios, pero situándose en el centro de la cara, es una de las estructuras anatómicas que se deben tratar con más precaución. No todas las narices deben ser iguales ni hacerse iguales, ésta es nuestra primera premisa. Cada uno nace con una nariz más o menos bonita y la mayoría de narices no agraciadas se pueden mejorar de manera sencilla con algún retoque, sin cambiar mucho la fisonomía facial. En casos extremos de narices muy descompensadas al rostro del paciente, sí que aconsejamos remodelarla por completo.

  1. rinoplastia simple:

Es aquella que puede hacerse bajo anestesia local o sedación de forma ambulatoria. Consiste en mejorar pequeños detalles del tabique, dorso, punta ancha o caída; pequeños detalles que al arreglarlos convierten una nariz fea en una nariz bonita y no acomplejante, dejando siempre una nariz masculina y acorde a la constitución facial y corporal del paciente.

  1. rinoplastia completa:

La efectuamos cuando el hueso nasal es muy grande, ancho o muy prominente; cuando existe torsión del tabique; dificultad respiratoria, cuando encontramos fracturas nasales con nariz torcida y no a gusto del paciente. Lo que hacemos en estos casos es corregir los huesos propios y el tabique, dejarlo recto para poder respirar perfectamente y posteriormente enderezar la nariz torcida, mejorándola funcional y estéticamente. Una rinoplastia completa puede modificar totalmente una nariz haciéndola más fina y más pequeña si el paciente lo desea y sus rasgos faciales y corporales le corresponden.

cirugia estetica labios hombre

Esta entrada también está disponible en: Inglés