Cuando un chico joven o un hombre ya maduro tienen complejo de pene pequeño aconsejamos que consulten con un cirujano plástico y reconstructor porque puede ayudarle mucho. No solo en el tema estético, sino también, de confianza, autoestima y relación social satisfactoria.

Podemos alagar el pene, engrosarlo, eliminar el exceso de piel del prepucio o de los testículos, de forma estética y fisiológica.

  • Quirofano: 1-2 horas de quirofano
  • ANESTESIA: LOCAL, local + SEDACION
  • CIRUGIA AMBULATORIA

Fotos antes y después

Recomendamos practicar una circuncisión, cuando el pene en estado flácido presenta un aspecto infantiloide por un excedente de piel demasiado visible. Una buena circuncisión, bien hecha no necesita extirpar completamente toda la piel del glande como hacen algunos especialistas sino que podemos dejar un poco de piel cubriendo un poco el glande o dejarlo totalmente destapado según lo que prefiere el paciente. Así dejaremos el pene con una estética más bonita, limpia, mejorando la hipersensibilidad del glande, así como dar un aspecto más masculino o viril al pene. Esta pequeña operación permite resecar la piel en exceso que cubre el glande cuando está en estado flácido o incluso en la erección. A veces el exceso de piel puede formar un aro o anillo de constricción alrededor del glande en erección, el cual se congestiona y provoca dolor y amoratamiento del mismo.

La operación de circuncisión se efectúa bajo anestesia local con crema anestésica, la cual no provoca ningún dolor y la cicatriz quedara escondida en la corona del glande.

La longitud del pene puede ser muy variable de un chico a otro. Es cierto que algunas razas pueden tener el pene más largo que otras pero dentro de una misma raza también existen penes pequeños y retráctiles.

Podemos conseguir alargar el pene todo lo que el ligamento suspensorio nos permita. Es sencillo saber lo que conseguiremos. Cuando un chico se ducha con agua fría o se saca la ropa interior, el pene puede retraerse y ser más corto, en este momento, si se estira con los dedos pulgar e índice del glande hacia abajo durante 15 segundos y después suelta los dedos, el pene queda más largo y estirado. Pues bien, esto es lo que conseguiremos, es decir ganar unos centímetros más de longitud.

La técnica quirúrgica se practica bajo anestesia local y/o sedación y consiste en debilitar o seccionar el ligamento suspensorio y los ligamentos laterales o cuneiformes. Para acceder a ellos dejaremos una pequeña cicatriz en el pubis imperceptible con el vello púbico. Es una intervención sencilla, no dolorosa y ambulatoria.

A veces debemos usar un aparato (extender) durante uno o varios meses después de la cirugía si vemos que hay tendencia a la retracción del pene operado.

El pene puede ser largo pero delgado de grosor, aunque muchas veces va asociado el grosor con la longitud.

Existen varias técnicas para engrosar el pene: inyectar sustancias permanentes, sustancias absorbibles, malla biológica o injertos de grasa. Si un paciente desea probar como le quedaría el pene más grueso, aconsejamos inyectar un ácido hialuronico debajo de la piel del pene, el cual irá reabsorbiéndose en unos meses. Si, por el contrario, desea un grosor definitivo, nuestro consejo es inyectar su propio tejido graso del abdomen o flancos o incluso aún mejor, colocar una malla de piel biológica.

Todas las intervenciones se practican bajo anestesia local y de forma ambulatoria.

El engrosamiento con grasa propia consiste en sacar grasa del abdomen o flancos con cánulas muy finas que no dejen señal ni puntos y colocar tejido graso (previamente filtrado, decantado o centrifugado) debajo de la piel del pene. Una opción buena para pene largo pero estrecho. Si es un pene que retrae o corto aconsejamos engrosar con malla biológica.

El engrosamiento con malla biológica consiste en colocar una membrana de colágeno que se integra, comportándose como un tejido biodinámico, dejando un aumento del grosor totalmente homogéneo y duro. Aconsejamos mejor la malla que la grasa propia aunque cada paciente debe valorarse por separado. Las dos técnicas tienen sus buenas indicaciones

Algunos jóvenes pueden desarrollar una hiperelasticidad de la piel de los testículos. Pero también con el paso de los años, puede pasar que los testículos caigan más de la cuenta y la piel que los rodea sea excesivamente laxa, incluso desagradable a la vista o molesta con el deporte o ropa interior.

Visto el pene de perfil en erección, un exceso de piel de escroto, que no empieza en la base del pene sino a mitad del mismo o incluso más hacia el glande, da un aspecto de pene pequeño o de cuello de pavo (“turkey neck”). Además si los testículos tienen pelo puede ser molesto en las masturbaciones y acto sexual a  pesar de que se rasure, afeite o depile.

Si esto ocurre, podemos solucionarlo de forma muy sencilla, bajo anestesia local y sin dejar cicatrices visibles para nada. La cicatriz está a lo largo del “rafe” medio, que es la raya fisiológica que tenemos todos los hombres y que va desde debajo del pene hasta el ano.

A veces, en la adolescencia, los testículos no se desarrollan bien y quedan de un tamaño pequeño que puede acomplejar a un chico joven o adulto. Otras veces puede desarrollarse un solo testículo y el otro no. Y en ocasiones acuden pacientes con falta de un testículo por accidente o enfermedad.

Si esto ocurre proponemos 2 soluciones:

  • Las prótesis testiculares. Es decir, dejamos elpequeño testículo un poco más cerca de la base del pene para que no se toque y no se note, pero que siga haciendo su función fisiológica de formar espermatozoides y hormonas masculinas. Colocamos unas prótesis testiculares de mayor tamaño. El tamaño de estas prótesis depende del tamaño del pene, la constitución corporal del joven o del tamaño que se desee tener.
  • Rellenar la bolsa escrotalcon un colágeno para que dé un volumen. Al tacto profundo se tocan los testículos igualmente pequeñitos, pero conseguimos engrosar la bolsa del escroto y visualmente se ven los testículos más gruesos y proporcionados al cuerpo y pene del paciente.

Si el paciente se siente satisfecho con el resultado, aconsejamos las micro inyecciones de grasa propia en la piel del escroto. Con ello conseguimos una piel más gruesa, como cuando los testículos están recogidos. Esta piel más gruesa será parecida a la del engrosamiento de la piel del pene.

Nuestra cirugía íntima es muy segura, sencilla, económica y sin dolor. Pero recomendamos seguir ese tipo de postoperatorio:

  • Es recomendable tomarse unos días sin asistir al trabajo o la escuela, después de la cirugía.
  • Vestirse con la ropa cómoda en casa los 2 o 3 primeros días.
  • Justo después de la intervención se ha de evitar tener erecciones. Si se produce de forma involuntaria se recomienda aplicar una bolsa de hielo en la barriga o en el pubis. Para evitar erecciones nocturnas, aconsejamos tomar una medicación durante unos días lo cual inhibe las erecciones durante el tiempo necesario.
  • Dúcharse con jabón neutro,  no utilices cremas de ducha grasientas. Después ponte  un nuevo apósito en la cicatriz o utiliza apósitos en espray. Este apósito deberá llevarlo una semana.
  • Deberás renunciar a hacer deporte y a mantener relaciones sexuales de 2 a 4 semanas aproximadamente.
  • No fumar más de 5 cigarros al día una semana antes y después dos semanas, ya que el tabaco dificulta la cicatrización.

Existen otras anomalías del pene como incurvaciones, malposiciones, induraciones etc. todas ellas menos comunes pero también tratadas por los especialistas de cirugía intima masculina de Clinica Sanza.

Ciugía estetica intima masculina

Esta entrada también está disponible en: Inglés